31/12/17

FIN DE ANO

El ano es un orificio que se halla en el extremo terminal (inferior) del tubo digestivo, de la misma manera en que la cavidad oral (boca) es el orificio del extremo inicial (superior). Se trata de una abertura a través de la cual los materiales de desecho de la digestión (heces) salen del cuerpo.

El ano en los humanos está situado en la línea media del cuerpo. Se abre en el vértice posterior del perineo, un poco por delante del cóxis y en el fondo del surco longitudinal que separa las nalgas.

FUENTE: Wikipedia. La enciclopedia libre


Traigo aquí estos datos para dejar constancia de lo importante que es la letra ñ ("eñe"), en el idioma castellano o español (que lo mismo da, que da lo mismo). Tanto, que forma parte de su propio nombre y del país que representa.

Queda claro en el título de esta entrada, que no es lo mismo un ano que un año, ni un cono que un coño. Así que, por favor,  preservemos esta singularidad fonética y ortográfica ante el evidente deterioro del español en el mundo, y no permitamos que se pierda, digan lo que digan los "globalizadores" de turno.



Miguel Ángel G. Yanes

NOTA: Aunque en España existen diferentes idiomas: gallego, vasco, catalán y castellano, es este último el que resultó adoptado como lengua oficial del país.

29/12/17

EL SANCTASANCTÓRUM

Este latinazgo, cuyo significado en castellano viene a ser "Santo de los santos", identificaba el recinto más sagrado tanto del Tabernáculo como del Templo de Jerusalén, dos construcciones hebreas del antiguo Israel, donde se custodiaba el Arca de la Alianza que contenía los Diez Mandamientos que, "Dios", había entregado a Moisés en el Monte Sinaí.

Recreación del Arca de la Alianza

El acceso al Sanctasanctórum o Cámara Sagrada, lugar donde moraba El Creador, se hallaba prohibido a todos los mortales, a excepción de al Sumo Sacerdote que, un día determinado del año, conocido como Día de la Expiación, podía acceder a él. Nadie más estaba autorizado a molestar a la divinidad.

Todas las religiones abundan en lo mismo: una casta sacerdotal que vienen a ser "los únicos que pueden contactar con dios" y que luego transmiten los "mensajes divinos" al resto de la población, para que acaten y obedezcan sin rechistar todo aquello que les mandan.

Cónclave

Ése es el objetivo de todas las religiones (filosofías aparte): la manipulación de la conciencia, el control y la sumisión de los pueblos por parte de una élite que llega a detentar un poder omnímodo. Siempre en nombre de "Dios".

¡Qué invento, eh!

Miguel Ángel G. Yanes

27/12/17

LA FRONTERA MÁS PEQUEÑA DEL MUNDO

Peñón de Vélez de la Gomera

El Peñón de Vélez de la Gomera (باديس Bādīs, قميرة Qumīra, en árabe) es un peñón español, que originalmente era una isla rocosa, hasta el terremoto de 1930 en qué quedó unida al continente. Se encuentra situado en el norte de África, a 126 km al oeste de Melilla y a 117 km al sudeste de Ceuta. Limita con Marruecos por un estrecho istmo de arena, o tómbolo. Tiene una extensión de 19 000 m² aproximadamente y una altitud máxima de 87 m.


En la actualidad, y de forma permanente, está habitado por efectivos de varias unidades del Ejército de Tierra español. El límite que separa España de Marruecos por Vélez de la Gomera constituye la frontera más pequeña del mundo, con apenas 85 metros de longitud.​

FUENTE: Wikipedia - La enciclopedia libre 

Miguel Ángel G. Yanes

25/12/17

PEZ VOLADOR (EXOCOETIDAE)

Iniciando el despegue
 
En pleno vuelo

Aterrizando en cubierta

Siendo devuelto al mar

Perseguido por un delfín

Miguel Ángel G. Yanes

24/12/17

LA MELLADA

Mi tocayo, M. A. Guerrero, me hace llegar un curioso e interesante artículo sobre un popular personaje santacrucero de la primera mitad del siglo XX: "La Mellada*".

La Mellada

Carretera a San Andrés

Muchas de las veces que esta foto ha sido compartida por Internet, surge un nombre, el de la Mellada. La Mellada era la Madame de una casa de citas que había aproximadamente en lo que hoy es la gasolinera que está al lado de la Casa del Mar, Pero, ¿Quién era la Mellada?

Encarnación Macias López, nace a finales del siglo XIX, en 1894 entre octubre y diciembre. El 27 de diciembre de 1907, la detienen a la una de la madrugada, cuando sólo tenía 13 años, junto a Rosa Rodríguez de 17 años y Lucía Toledo de 14, por tenerse conocimiento de que cometen actos inmorales. 

Unos años después, en 1913, la detienen por pelearse con Virginia Salazar Hernández, una vieja conocida de la noche santacrucera, conocida como la Caracatre, con la que tendrá numerosos episodios de escándalo público. Ya en esta época, con 19 años, era conocida como la Mellada. 

En 1914, se resiste a entrar en el Hotel Cambronero (1), nombre con el que se conocía la prisión provincial, insultando y faltando al honor a los agentes que intentaban encarcelarla, y es obligada a entrar a empujones en la celda. Acude a prisión con un niño pequeño, que pretenden que lo dejen entrar en la celda con ella, y que presenta como su hermano pequeño. Encarnación es multada numerosas veces por prostitución en la vía pública y escándalo a lo largo de los años.

En septiembre de 1918 ingresa en la Casa de Socorro con heridas punzantes y erosiones en las manos, producidas por una reyerta, quizás con la Caracatre. En octubre del mismo año, vuelve a ingresar en la Casa de Socorro, por heridas producida en otra reyerta, tenía 23 años. 

Diez años después, con 33 años regenta una casa de citas en la Calle del Rosario. Es juzgada por corrupción de menores, por encontrar menores en su prostíbulo, delito por el que es denunciada y juzgada en 1928, 1932 y 1934, y en todas las ocasiones es declarada inocente. 

En 1928 traslada su domicilio de calle del Rosario nº4, a la Rambla de Pulido nº4, aunque su prostíbulo se mantiene en la calle del Rosario. En septiembre de 1936, recién comenzada la Guerra Civil, dona 6 mantas para enviar al frente. Y en 1937, visita al Gobernador Civil, todavía no sabemos para qué. Fue después de esta fecha cuando traslada su casa de citas a la localización cercana a la foto de cabecera, y que tantos recuerdos trae a algunas personas. 

Se le podía ver dando paseos por la Alameda, donde podemos imaginar que las mujeres “decentes” la evitarían como a la peste, y los hombres “no tan decentes” la mirarían como nunca miraban a sus esposas o novias. Dura vida, triste vida la de la Mellada. 

Creo que la fotografía referenciada no se corresponde con la ubicación del "negocio" de La Mellada. Esas cuevas habitacionales que aparecen en dicha fotografía, correspondían a viviendas de familias humildes que, cuando fueron abandonadas, se utilizaron como lugar de descanso y sitio para guardar utiles de trabajo por los peones camineros que trabajaron en el asfaltado de la antigua carretera a San Andrés. Eran cuevas minúsculas, no aptas para ningún tipo de actividad prostibular. Alguna de ellas aún se puede observar al circular por la nueva autovía, una vez pasado el Barranco de Jagua.  

Me parece a mí, y eso que en los años 60 todavía era demasiado joven como para frecuentar prostíbulos, lupanares o casas de lenocinio, que las cuevas de La Mellada (hablo entre brumas) se encontraban exactamente entre la  gasolinera de Texaco y el barrio de Valleseco, a una determinada altura sobre la carretera Santa Cruz-San Andrés, y que era un lugar bastante frecuentado, sobre todo por miembros de un cercano club que, conociendo la exacta ubicación de dicha "casa de citas", llevaban allí a circunstanciales ligues, hasta que el ayuntamiento capitalino, cediendo a la presión  de "la gente de bien", decidió expulsar a sus moradores y tapiar las cuevas; aunque al poco tiempo, volviendo por sus fueros, derribaron las paredes que impedían el acceso y reanudaron el negocio, aunque les duró bien poco. Las autoridades municipales decidieron esta vez tapiarlas a conciencia con piedras y hormigón... y hasta la fecha.

 
Fíjense, cuando discurran por la carretera de marras en dirección a San Andrés que, a la izquierda, justo antes de llegar a Valleseco, en la zona ajardinada de palmeras que delimita la valla metálica de la acera, y observarán, en la ladera de la montaña un "zurcido" de piedras que viene a identificar la entrada a dichas cuevas.

(*) Mellado-da.- Dícese de quien tiene los dientes excesivamente desgastados o le faltan algunos.

Miguel Ángel G. Yanes

23/12/17

SOMOS TEMPLO


Eso mismo vino a exponer Jesús "El Cristo" 
hace más de 2.000 años,
 cuando dijo que si destruían el templo, 
él volvería a levantarlo en tres días.

Pero luego llegaron los listos de turno:
manipularon su mensaje, se invistieron, 
se autitularon, montaron su negocio
y liaron la que liaron.

Miguel Ángel G. Yanes

22/12/17

LITERALMENTE

¡Le ha tocado el gordo!

Todos llevamos un gordo dentro. Lo que ocurre es que unas veces se manifiesta, y otras no.

Miguel Ángel G. Yanes 

21/12/17

AGRADECIMIENTO

José Paco

Quiero hacer público mi agradecimiento a mi excompañero laboral y amigo, José Paco Bethencourt, por haberme enviado un trabajo que, formando parte de una serie de "power-poemas" y bajo el título de "Volverás a pintar", dediqué a la memoria de su hermano mayor, el pintor palmero Carlos Miguel Bethencourt Samblás, fallecido tempranamente, a los 58 años de edad, en noviembre de 2006, y al que me unía una franca y sincera amistad.

Aquí me habría gustado adjuntar una fotografía de Carlos,
 pero carezco de ella

Por algún misterio informático que desconozco, la media docena de ficheros que albergan esos trabajos, a pesar de haber estado siempre alojados en el disco duro de mi ordenador, no se pueden abrir. Así que fue para mi una gran alegría saber que José Paco tenía una copia al menos de uno de ellos, y una profunda satisfacción, recibirlo y poder ejecutarlo sin problema, aunque al insertarlo en el blog no se pueda escuchar la música ni efectuar la transición automática, ya que, Microsoft no lo permite.



Estos ficheros de los que hablo son tipo Presentación de PowerPoint, con extensión .pps y un peso que oscila entre los 359 Kb y los 9.274 Kb. Aunque tengo otras presentaciones con la misma extensión y un peso sensiblemente mayor, todas se abren excepto éstas. Cada vez que intento acceder a alguna de ellas me sale el mensaje de que Microsoft PowerPoint no lo pudo leer. Aunque mis conocimientos de informática son escasos, he intendo solucionar el problema de múltiples y diversas maneras siguiendo las indicaciones halladas en La Red, por activa, por pasiva, por perifrástica: cambiando la ubicación, el nombre, la extensión... pero "na' de na'".


Cuento todo este rollo, por si alguien que lo lea puede echarme un capote. Le estaría profundamente agradecido.

"SaludyAna"

Miguel Ángel G. Yanes

18/12/17

"SOLVE ET COAGULA"

Ha llegado a mis manos la "felicitación navideña" de un centro comercial del norte de la Isla, en la que aprovechan la misma para dar cobertura a la carta a los Reyes Magos de Oriente, al pie de la postal ganadora en el concurso del año anterior: un dibujo infantil cuya autoría corresponde a Denisess Mora Carmona de 10 añitos de edad.


He entrecomillado lo de la "felicitación" porque, más allá de la simbología navideña: bolas, paquetes, velas, golosinas y bayas de acebo, en realidad se trata de una llamada a los consumidores para que visiten el Centro.

La ternura y candidez que rezuma el dibujo es evidente, pero hay algo que me desconcertó: Papá Noel lleva en su trineo a uno de los Reyes Magos. Fue entonces cuando se me escapó el latinazgo: "Solve et coagula"*

Y es que el puñetero consumismo le está creando a los "menudos" una empanada mental considerable.


"Ellos", los de siempre, los que dirigen el cotarro económico, con tal de hacer caja, no se detienen en minucias; no sienten ningún tipo de pudor en mezclar diferentes culturas y tradiciones para formar su súper rentable popurrí, hasta el punto de que los niños, hoy por hoy, ya esperan regalos en dos fechas: el Día de Nochebuena y el Día de Reyes.

Puestos a razonar, la verdad es que un trineo volador siempre va a ser más rápido que unos camellos. Y como lo que impera en esta sociedad viene a ser la prisa, pues está hecho. De todos modos, este ciudadano cree que deberíamos cuidar un poquito más las tradiciones que, a fin de cuentas, vienen a ser las raíces culturales de nuestro pueblo, y no dejarnos imbuir por la vorágine consumista que todo lo mezcla y lo lía con tal de hacer dinero.

¡Ah! Y recuerden que el señor gordo que viaja en el trineo está estrechamente ligado a Coca-Cola, que fue la empresa que impuso sus colores como promoción, porque el original: Papá Noel o Santa Claus (mito solar del solsticio de invierno entre los nórdicos), más tarde cristianizado como San Nicolás, siempre fue verde y blanco.


(*) "Solve et coagula" (Disuelve y cuaja).- Conocida frase de la alquimia medieval, que llama a disolver lo viejo para cuajar algo nuevo.

Miguel Ángel G. Yanes

16/12/17

LA VISITA Y EL CAFÉ

Si hay algo que queda grabado indeleblemente en el recuerdo, más que ninguna otra cosa, son los olores: como si de una memoria olfativa se tratara. 

Supongo que será una reminiscencia de cuando nuestra especie luchaba y subsistía, como el resto, en el entorno natural. Y es qué, de tener aguzado el sentido del olfato, dependia la vida en la mayoría de las ocasiones.


Aunque nuestra evolución nos haya privado de la magnitud olfativa que poseen los animales, ya que, evidentemente, no viene a significar una cuestión de supervivencia,  aún conservamos una parte de ella, esa que nos permite acceder a los entresijos de la memoria.

El poder de los recuerdos olfativos es tal, que un determinado olor nos puede retrotraer a la infancia; cosa que siempre me resultó alucinante, y aún más al saber que las neuronas del epitelio olfatorio solo tienen una vida media de 60 días, algo que me sorprendió muchísimo.

¿Cómo era posible que en las nuevas células nerviosas perviviera el recuerdo de las desaparecidas?


Pues ni más ni menos que "porque existe una extremada precisión en el recambio celular (cada sustituta ocupa un lugar concreto) estableciendo de nuevo la sinapsis".

Para mí, el aroma de los granos crudos (verdes) del café al ser tostados, viene a ser una de esas joyas olfativas que la memoria guarda con un mimo exquisito.


Siendo niño viví a diario, en casa, el ritual del café: tostarlo, molerlo, colarlo... menos beberlo (a no ser unas gotas con la leche del desayuno o la merienda) seguía todo el proceso con detenimiento e interés. 

Y tras este rollo macabeo que les he endilgado, voy a entrar en el asunto que me empujó a escribir esta entrada, que no es otro que el propio café y una anécdota que les sonará a chiste, pero que no lo es.

Micaela, mi bisabuela paterna, contaba que en las casas de "la gente bien" (entendiendo que eran aquellos que tenían dinero) se llevaba a cabo una curiosa técnica discriminatoria entre la calidad de la visita y la del café.


En aquellos tiempos de posguerra en los que el café era un artículo de lujo, los pobres tenían que contentarse con una infusión de cebada o achicoria y, si por un casual, conseguían acceder al tan preciado grano, lo mezclaban con los anteriores para que les durara todo lo posible.

"La gente bien" (mayoritariamente constituída por aquellos que habían ganado la guerra) no tenían ninguna necesidad de estas mezcolanzas pero, dependiendo de la categoría de la visita, recurrían a un curioso subterfugio, supongo que para un ahorro miserable:

Infusión de cebada tostada

Si la visita era de sus propias amistades o gente de abolengo, cuando la sirvienta (con cofia y delantal) preguntaba si servía café, la señora de la casa respondía: "bueno", pero si se trataba de una visita de escasa importancia, ante la misma pregunta, respondía "claro", dejando patente así la calidad del café que debía servirse.

Cosas de ricos.

Miguel Ángel G. Yanes

15/12/17

SÁNCHEZ FERLOSIO, RAFAEL

Los 90 años de Ferlosio

Rafael Sánchez Ferlosio

En 1968 falleció en Luxemburgo, en un accidente de automóvil, mi tío Víctor Pradera. Con él murió también Ana Gómez Mendoza, su mujer, dejando huérfanos a mis tres primos, Víctor, Ana y Gonzalo.

Mis padres, devastados por la noticia, decidieron designar enseguida a una persona para que, en el improbable caso de que ambos fallecieran, ejerciera de tutor nuestro (tengo un hermano menor). Esa persona fue Rafael Sánchez Ferlosio. A mí la decisión me pareció algo macabra (¿de verdad pensaban mis padres que podría repetirse un suceso tan horrible?) pero bastante razonable (porque teníamos entonces un trato casi diario con Rafael).

Tal vez el recuerdo más antiguo que tengo del hoy nonagenario escritor fue de la primera visita que hice a su casa de Dr. Esquerdo 45, cuando aún vivía con su mujer, Carmen Martín Gaite (Calila o Carmiña como era conocida por amigos y familiares) y con su hija Marta (La Torci, como solía llamarla siempre su padre).

En el último rincón de la casa estaba el dormitorio de Rafael, al cual se me permitió asomarme durante unos segundos, como cuando se le muestra a un niño, con fines pedagógicos, la guarida de un animal exótico y tal vez peligroso. El subtexto venía a ser: mira, niño, así viven los genios.

Carmen Martín Gaite (1925 - 2000)

A pesar de que era la hora de comer, las persianas estaban totalmente bajadas y Rafael se había asegurado de que las tinieblas fueran absolutas, gracias a un refuerzo de tela negra que impedía el paso hasta del rayo de sol más rebelde. La única fuente de luz era una lámpara de mesa con tulipa verde que descansaba sobre un sólido escritorio de madera, pegado a la cama, totalmente deshecha, como  el jergón de un secuestrado.

Aunque yo no supe poner nombre en ese momento al inconfundible olor que impregnaba toda la alcoba, años más tarde me enteré (cuando yo mismo me aficioné a la Dexedrina) de que aquello era esencia de anfetamina. Ferlosio escribía, dormía y comía en el mismo cuchitril durante días enteros y solía emerger al quinto, después de haber dormido durante dieciocho horas el chute de Centramina que se había metido previamente.

Cuando le conocí, Ferlosio ya había triunfado con El Jarama y Alfanhuí (publicó las dos novelas antes de que yo naciera) y tras abjurar de lo que el llamaba el grotesco papelón del literato, se hallaba entregado en cuerpo y alma a sesudos estudios gramaticales, en los que se enfrascaba durante interminables sesiones, en aquella tenebrosa leonera.

Ese primer recuerdo de Ferlosio (todo el mundo le llamaba así), como de un recluso recurrente, autoconfinado en una alcoba durante jornadas enteras para entregarse con fruición a una escritura compulsiva y brillante, aunque no siempre publicable, me ha acompañado toda la vida.

Sánchez Ferlosio

Aunque en la década de los sesenta y setenta, por ser hermano de mi madre, Gabriela Sánchez Ferlosio, tuve mucho trato con él, no recuerdo ni una sola conversación sobre literatura, y sí un montón sobre si era mejor el polo de Frigo o el de Avidesa, películas de terror de serie B o camareros maleducados.

Ferlosio me enseñó que Marlon Brando puede llegar ser el mejor actor del mundo (cuando me llevó a ver Julio César a un cine de Sevilla, durante un viaje inolvidable en el que me descubrió Andalucía), que el erotismo se divide en dos grandes categorías, playa y bikini o alcoba y liguero (él prefería el segundo),  y que lo más importante que puede hacer un ser humano por otro es no darle el coñazo.

 Aunque siempre se le representa con gesto adusto y puede ser – para qué negarlo– muy cascarrabias, Rafael siempre ha dado muestras de tener un gran sentido del humor

Como a diferencia de su hermano Chicho, que cantaba maravillosamente, él no sabía ni entonar "El patio de mi casa", a su hija Marta y a mí; en vez de dormirnos con nanas, nos acunaba en Coria con versos de Gómez Manrique (¡y eso que no le gustaba la poesía!), que recitaba con genuina admiración:

Diego Gomez Manrique (1412 - 1490)

«Nobles discretos varones, / que gobernáis a Toledo, / en aquestos escalones / desechad las aficiones, / codicias, amor y miedo… 

Y que alternaba con otros que le producían auténtica vergüenza ajena, pero que pensaba que podían divertirnos, como unos del poeta extremeño Alfonso Albalá que decían:

Esta es mi tierra, tierra Madre, Extremadura,/ árida tierra, seca, reseca, tierra dura…

Ferlosio nos remetía las mantas mientras se descojonaba de Albalá diciendo:

– ¿Tierra reseca? ¡Pero si no hay tierra más verde que Extremadura!

Paisaje de Extremadura

Con mi padre, Javier Pradera, que le publicó muchos libros y artículos, Ferlosio siempre hizo muy buenas migas. Compartían un gran sentido del humor, una extraordinaria pasión por las letras y el irrenunciable derecho a la crítica.

Si mi padre se fue del PCE porque no soportaba el axioma de que más vale estar equivocado dentro del partido que tener razón fuera de él, Ferlosio acabó renegando de pandillas y cenáculos literarios porque le obligaban a asumir una ideología izquierdosa que anulaba cualquier reflexión intelectual.

Para Ferlosio la ideología siempre ha sido como una empalagosa y desconfiable cesta de Navidad, envuelta en celofán por el partido de turno, de la que no puedes coger solo lo que te gusta. Si agarras las peladillas y el lomo, debes comerte también los mantecados y los polvorones, aunque te den cien patadas.

Esa independencia de criterio, esa defensa a ultranza del aristotélico "Soy amigo de Platón, pero aún más amigo de la verdad", es lo que ha convertido a Rafael en un referente moral. Por no casarse con nadie, Ferlosio no se casa ni consigo mismo. Hace unos días le confesaba en EL PAÍS al periodista José Andrés Rojo:


“No estoy de acuerdo con todo lo que he escrito en mi vida.”

Y podría haber añadido:

“ni en cómo lo he escrito”.

Porque Ferlosio siempre ha renegado de todo párrafo hipotáctico que no se pueda leer en un solo golpe de aliento y él se ha mofado de sus propios excesos sintácticos en numerosas ocasiones.

Felicidades Rafael, por haber llegado a los 90 con la cabeza intacta, por haber hecho toda tu vida lo que te ha dado la gana y por haber dedicado esa vida libérrima no solo a pensar,  sino a enseñarnos a pensar.  Como cuando aquella vez que nos metimos dos pizzas calzone seguidas en Da Renzo – con doble ración de mozzarella, como te gustaba a ti– y me descubriste que lo de que la felicidad está en la moderación era una filfa inventada por los curas.

Ferlosio en su 90 cumpleaños

La felicidad está en el exceso – me dijiste– Por eso uno exclama:

¡Me he puesto tibio de gambas!

¡Me he reído lo que no hay en los Escritos!

¡Pienso seguir escribiendo hasta que cumpla otros noventa años!


FUENTE: publico.es
Otras miradas
Máximo Pradera
06/12/2017

Reconozco que, a pesar de ser uno de los escritores más galardonados del país, tal vez por su ascendencia franquista (su padre, Rafael Sánchez Mazas, fue uno de los ideólogos del falangismo) de joven no  presté demasiada atención  a su obra literaria. Creo recordar que solo he leído dos libros suyos: "El alma y la vergüenza" y "Sobre la guerra", ambos encuadrados en el género del ensayo literario. El primero de ellos, filosófico, sobre política y moral, y el segundo, una recopilación de textos dispersos, en el que trata de desmontar los tópicos relativos a los conflictos bélicos.

14/12/17

REESCRIBIR


Además de agudeza y talento
tienen mucha pintura 
para reescribir sus versos
todas las veces que haga falta,
cuando la intransigencia se los tache.

Miguel Ángel G. Yanes

12/12/17

EQUILIBRIO ECOLÓGICO

Cambio registrado en el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, tras la reintroducción del lobo.


Extinguido desde hacía 70 años, su llegada en 1995 fue concienzudamente seguida por los científicos. Y el resultado es que los cánidos salvajes han logrado modificar los cauces de varios ríos.

11yelo4
Primavera de 1996 (izquierda) y verano de 2002 (derecha).
En un periodo de 6 años se aprecia la recuperación de las riberas, 
gracias a la presión de los lobos sobre la población de cérvidos.

¿Cómo ha sido posible algo así?

Antes que nada, hemos de explicar lo que se conoce como 'cascadas tróficas': son una serie de efectos indirectos y amplificados que ejercen los superpredadores, es decir, los animales situados en la cima de la cadena trófica, sobre el resto de seres vivos.

Dibujo20131109-wolves-interaction-to-megafauna
Pirámide trófica. Imagen obtenida de la web http://francis.naukas.com/

En nuestro caso, en Yellowstone la caza de ciervos está prohibida, por lo que su población se había disparado durante décadas. En consecuencia, la vegetación natural se encontraba seriamente dañada. Al reintroducir lobos en el parque en 1995 empezaron a cazar ciervos, pues eran presa fácil para ellos, pero lo más interesante fue el cambio que se produjo en el comportamiento de los herbívoros. Atemorizados por el nuevo depredador, dejaron de frecuentar los lugares más desprotegidos como el fondo de los valles. E inmediatamente, en esas zonas comenzó a regenerarse la vegetación natural. En algunos sitios, la altura de los árboles se quintuplicó en sólo 6 años.

Manada de lobos en Yellowstone

Las hasta entonces orillas desforestadas de los ríos pronto se cubrieron de sauces y álamos. Detrás de ellos llegaron las aves forestales, muchas especies hasta entonces inexistentes. Y también aparecieron los castores, amigos de roer árboles y hacer grandes presas que modifican el curso de los ríos. Es así como los lobos lograron cambiar indirectamente su aspecto. Hasta tal punto que estas modificaciones han reducido los efectos de la erosión, estrechado los cauces, generado lagunas y remansado rápidos.

Castores en Yellowstone

Y todo porque los lobos expulsaron de los valles a los ciervos. Pero aún hay más. Esas presas de los castores dieron cobijo a peces, anfibios, reptiles y mamíferos como la rata de agua o la nutria. Al desaparecer los coyotes aumentaron los ratones y los conejos, oportunidad que supieron aprovechar rapaces, comadrejas, zorros y mofetas. Las poblaciones de carroñeras también se beneficiaron enormemente de todos esos restos animales dejados abandonados por los lobos. Incluso los osos, quienes además de la carroña también disfrutaron de una cantidad inusitada de arbustos repletos de fruta y bayas.

Ciervos en Yellowstone

Es así cómo un pequeño número de lobos no sólo ha logrado modificar el ecosistema de un espacio tan inmenso como Yellowstone, sino que incluso ha sido capaz de cambiar su fisonomía. Absolutamente increíble ¿No les parece?

FUENTE: http://www.salyroca.es
12/12/2017

10/12/17

EL ANDRÓGINO PRIMORDIAL

En la zona de Montaña Rajada (Parque Nacional del Teide) cerca de las Minas de San José, existe un árbol antiquísimo, al parecer un cedro, rodeado completamente por la lava. No sé muy bien si ya estaba allí y lo respetó la colada o si arraigó posteriormente. Es conocido como "El patriarca del Teide" y su imagen impresiona no solo por lo inesperado sino por la forma tan peculiar que ofrece:


Si se fijan bien observarán que ambas partes del tronco, al dividirse en dos, giran sobre si mismas, retorciéndose y trenzándose a la vez, lo que me hizo recordar la imagen del ándrógino primordial, y así di en llamarlo.

Andrógino primordial o Rebis

Debidamente protegido de los muflones por un muro de piedra seca, pervive en su extrema soledad.

Junto a él nos reunimos en alguna ocasión.


Rebis

Antecedentes:
Diferentes culturas y tradiciones religiosas, esotéricas y filosóficas hablan de un ser primordial andrógino -solitario- del que derivan los demás seres. Ejemplos de esto son el Adam Kadmón de la Cábala que se considera previo a Adán, perfecto y andrógino. Existiendo antes de que Adán pasara del mundo espiritual o mundo de las ideas platónico al universo material demiúrgico. Este concepto es similar al de Gayomart zoroastriano, Ymir nórdico y Purusha hindú. Simbolizaría el espíritu perfecto antes de que la materia lo volviera carne y le diera género, pues los espíritus no tienen sexo.

Leyenda:
Dios creó en un principio a Rebis, que era hermafrodita y perfecto, a su imagen y semejanza, y era un ser muy poderoso. Y era idéntico a Dios, porque así lo había creado éste. Pero una vez lo hubo creado no le gustó que hubiese otro ser tan poderoso como él. Así que se arrepintió, y decidió dividir a Rebis en dos sexos: dos seres que, independientemente, eran más débiles que el Rebis original, e imperfectos, pero como contrapartida podían reproducirse y aumentar la especie. Lo hizo porque sabía que dividiéndolo, lo debilitaría. Pero quedó en ellos un recuerdo de su esencia anterior, de su perfección perdida, una reminiscencia de su pasado de esplendor cuando eran el Rebis, y así surgió en ellos el deseo de superarse, y por eso el ser humano nunca se queda conforme sino que siempre intenta ir más allá, mejorar, y elevarse. Cuando Dios se dio cuenta de este deseo de superación, se enfureció contra ellos, porque comprendió que el fin último que buscaban era ser como él (de nuevo), y los expulsó de su morada, el paraíso. Y los condenó a sufrir. Según esta leyenda, Rebis es el ser que era Adán antes de que a partir de él formase Dios a Eva. Porque cuando todavía no le había sido sacada la "costilla", Adán no era propiamente un hombre, puesto que llevaba en su interior a la mujer. Es la misma historia que cuenta el génesis, pero interpretada de modo que muestra a Dios como egoísta y rencoroso, temeroso del poder de los hombres, cercano a ellos en lugar de lejano y superior, y explica que el ser humano en su afán de superación, puede llegar a superar a Dios.

Datos tomados de Wikipedia - La enciclopedia libre.

Miguel Ángel G. Yanes