21/8/16

LOS AMAPOLONES

A pesar de tener un cierto parecido con los hibiscos, de niños los llamábamos amapolones; tal vez porque la textura de sus pétalos se asemeja bastante a la de las amapolas, aunque mucho más grandes y en forma de bocina. Eran ideales para atrapar, con una cajita de fósforos semiabierta, a los abejones de culo blanco (abejorros) que acudían a alimentarse en ellos. Luego se imponía amarrarles una patita con hilo de coser, para lo cual había de abrirse la caja mínimamente, y en cuanto asomara una de ellas, hacer el nudo correspondiente. Una vez atado: aguantando la otra punta del hilo con la mano, se abría del todo la caja, poniendo especial cuidado en que no se nos enredara alrededor y acabara picándonos, para poder llevarlos volando como si fueran minúsculas cometas, hasta que nos cansábamos del juego y los volvíamos a liberar. Eso sí, cortando el hilo lo más cerca posible del nudo, como nos habían enseñado los mayores, para que les pesara lo menos posible. La última vez que recuerdo haber visto uno fue hace más de 20 años, viviendo en La Matanza; se afanaba en perforar, por la base, las flores de las habas para acceder al néctar. Una vez que regresé a la urbe, desaparecieron para mí.

Hoy que en la ciudad, a pesar de plazas y jardines, no sé bien si porque los insectidas han acabado con ellos o porque no les prestamos la debida atención, no se ven como antaño. Me da que hasta habrá muchos niños que nunca los hayan contemplado de cerca; no sólo a los abejones de culo blanco, sino abejas, avispas, saltamontes, escarabajos, sarantontones (mariquitas)... una inmensa cohorte de seis patas que bullía de vida en nuestra infancia.


Pero no sólo han desaparecido masivamente los insectos del entorno urbano, también los pájaros. Aquellas inmensas bandadas de canarios de campo, formando verdaderas nubes en el cielo, han pasado a la historia; apenas se ven dos o tres parejas. Y los gorriones, que vivinieron a robarles su entorno, tampoco pasan por sus horas mejores. Acaso los mirlos, más grandes y fuertes, y sin enemigos aparentes, son los únicos pájaros que campan a sus anchas, al igual que tórtolas y palomas.

Lo mismo ocurre con los amapolones; una planta que, "antiguamente", era bastante común y que ya no suele verse en los jardines. Y así va todo el engranaje de la naturaleza: menguando sin cesar, hasta que falten tantas piezas que le sea imposible seguir adelante con su mágico ritmo y se suicide, a no ser (cosa muy probable) que seamos más rápidos y la defenestremos antes. Y a nosotros con ella.

Miguel Ángel G. Yanes

7/8/16

LA COLUMNA DE LUZ (POEMA)


Hay ángeles de fuego
Y de hielo o cristal
Que entrelazados giran
Conformando
Una manga de luz,
Un remolino:
Solitaria columna
Que sustenta
Un universo múltiple.

Mundos dentro de mundos,
Infinitos espacios,
Dimensiones,
Seres, humanidades
Forjadoras de sueños,
Miedos, versos...

Somos hebras de luz
Con las que juega un dios
Que se aburría.

Miguel Ángel G. Yanes


1/8/16

LA POÉTICA DE LA LIBERTAD

Ai WeiWei se suma al homenaje a Cervantes con una exposición en Cuenca

 
Ai Weiwei / Fuente: la poética de la libertad

La obra del artista chino será el principal reclamo para intentar duplicar el número de visitantes



El Claustro de la Catedral de Cuenca acogerá, a partir del próximo 27 de julio, una triple exposición multidisciplinar llamada ‘La poética de la libertad’, entre las que se incluye la muestra ‘S.A.C.R.E.D.’ del artista chino Ai WeiWei. 

Claustro de la catedral de Cuenca

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, afirma que esta exposición supone la apuesta “la más potente” dentro de las que el Gobierno regional tiene previsto realizar con motivo del 400º de la muerte de Miguel de Cervantes. El proyecto estará principalmente financiado por iniciativas privadas, como la empresa Art Eulen. “No podemos detenernos ni dejar de estar en movimiento”, añade García-Page y asegura que no desaprovechará esta gran oportunidad para Cuenca.

Emiliano García-Page

‘La poética de la libertad’ es una de las actividades que conmemoran el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. Aunque Ai WeiWei sea la cabeza de cartel y el principal reclamo de la muestra, exponen junto a él otros seis artistas. Entre ellos, se encuentra el pintor abstracto Rafael Canogar, que reinventa el tiempo y el espacio con un lenguaje estético novedoso y rupturista. 

Rafael Canogar

El canario Martín Chirino es otro de los reclamos de ‘La poética de la libertad’. Fue presidente del Patronato del Círculo de Bellas Artes entre 1983 y 1990 y dirige el Centro Atlántico de Arte Moderno de las Palmas de Gran Canaria desde 1989. Su material predilecto es el metal, con el que da vida a esculturas que desafían las leyes de la física.

 Martín Chirino

Su seña de identidad son los collage realizados con todo tipo de materiales y en los que destaca un gran contraste. Hablamos de Francisco Ferreras, un profesor de dibujo que inició su carrera artística en 1954 y que ha participado en un sinfín de exposiciones, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Francisco Ferreras

Otro de los artistas que expondrán su obra junto con Ai WeiWei es Luis Feito. La influencia que las vanguardias han ejercido sobre su obra es evidente, con especial mención para el cubismo y la abstracción. El peso de esta corriente en los cuadros de Feito es fruto de la temporada que el artista pasó viviendo en París.

Luis Feito

Florencio Galindo obtuvo el Premio Nacional de Dibujo Pancho Cossío (1973) y el Premio Nacional de Pintura Blanco y Negro (1974), entre otros. Ha participado en exposiciones mundialmente conocidas y ha llegado a exponer su obra en Nueva York.

Florencio Galindo

La guinda del pastel la pone Juan Barte con un trabajo fotográfico en el que quedan retratados los cinco artistas Informalistas mencionados. Esta última exposición recopila e integra el trabajo que hay detrás de las manos de estos autores.

Juan Barte

FUENTE: http://poeticadelalibertad.com