28/3/14

FÓRMULAS QUÍMICAS

Andaríamos por los 13 ó 14 años, cuando llegó a nuestros pupitres y a nuestras cabezas una nueva asignatura de la que no teníamos ni puñetera idea: la química. 


Mientras que a unos aquella materia no nos decía absolutamente nada, a otros les encantó su lenguaje críptico, y cuando le cogieron el tranquillo, se pasaban el día inventando fórmulas imposibles, relativas a "hipometasulfitos de no se qué" o "hexatetracloruros de no sé cuantos", cuyas fórmulas soy incapaz de plasmar aquí, porque yo pertenecía a otro grupo, el de aquellos a los que les gustaba más jugar con las palabras que con los símbolos químicos.

Mientras ellos creaban sus complicados dislates, nosotros nos dedicábamos a inventar palabras, no menos sonoras y disparatadas que sus extrañas fórmulas. Por ejemplo:


"Estornúpedo-a".- Aquél o aquélla que, al estornudar, se le escapa un pedo.

"Miérdoles".- Un día de mierda, porque nos tocaba lidiar con la jodida química.

"Asnorante".- Alguien más burro de lo normal.


Y así una larga lista de palabrejas más o menos graciosas que a los "químicos" no parecían impresionar demasiado, hasta que un día, entrando en su terreno, los "filólogos" les enseñamos algo que, hasta el momento, ellos desconocían: la fórmula del "chocho", y que, curiosamente, no tenía nada que ver con lo salado.

CH2OH - CHOH - CHOH - CHOH - CHOH -CHOH - CHO

Era, ni más ni menos, que la fórmula semidesarrollada de la glucosa.


NOTA: Los canarios llamamos "chocho" a lo que en castellano se conoce por "altramuz", pero también nos sirve para designar, en lenguaje vulgar, el aparato genital femenino.

Miguel Ángel G. Yanes

26/3/14

LA INAUGURACIÓN

Al hilo de lo que escribí anteayer sobre la vía del Barranco de Santos, quiero relatarles una curiosa anécdota acaecida el 28 de junio de 2010, día de su inauguración.


Bajábamos, mi amigo y tocayo Miguel Ángel Guerrero y yo, por la Avenida de Canarias (antigua General Mola) en nuestra diaria caminata, en un intento de eliminar kilos, toxinas, colesterol... y todo ese cúmulo de residuos que los años dejan, cuando nos llegó un eco megafónico amplificado por la cercanía del barranco. Nos picó la curiosidad, y como esa mañana disponíamos de todo el tiempo del mundo, decidimos acercarnos por ver qué era lo que allí se cocía.

Al asomarnos a la vera del barranco, vimos a autoridades, políticos, medios de comunicación y un escaso grupo de ciudadanos, que se hallaban bajo uno de los puentes de la nueva vía construída sobre el  Barranco de Santos, preparando, al parecer, su inmediata inauguración.


Observamos que de lado a lado de la carretera, una cinta con los colores de la bandera canaria impedía el paso, pero sólo sobre el asfalto, dejando libres las aceras, así que, cuando nos aburrimos de escuchar discursos, bajamos desde nuestra privilegiada atalaya, y pasando a espaldas de la joven uniformada que custodiaba la bandeja de plata y las tijeras que habrían de cortar aquella cinta, y qué, absorta en una discusión telefónica, si siquiera reparó en nuestra presencia, allá que seguimos, vía abajo, con nuestro paseo matutino.

De pronto, al volver la vista atrás, contemplamos cómo una nutrida comitiva se había puesto en marcha siguiendo nuestros pasos, lo que nos cogió por sorpresa, ya que, pensábamos que el acto se limitaría al corte de la cinta para abrir la carretera al tráfico y nada más.

 

Confundidos, decidimos acelerar el ritmo, pero enseguida vimos que no nos iban a alcanzar; aquello era sólo un paseo testimonial, mientras que el nuestro nos llevaría hasta el final, a las puertas casi de la Iglesia de la Concepción.

Curiosamente, ni los policías locales ubicados en el trayecto, ni los operarios que remataban detalles de última hora, se atrevieron a detenernos ni a decirnos ni pío, suponiendo (pienso yo) que pudiéramos ser una avanzadilla de aquella comitiva.


Así que, en realidad, fuimos nosotros, los "inauguradores fortuitos" de la vía.

Miguel Ángel G. Yanes

25/3/14

TEORÍA DE CUERDAS

La teoría de cuerdas es un modelo fundamental de física teórica que básicamente asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son en realidad "estados vibracionales" de un objeto extendido más básico llamado "cuerda" o "filamento".


 Niveles: 


De acuerdo con esta propuesta, un electrón no es un "punto" sin estructura interna y de dimensión cero, sino un amasijo de cuerdas minúsculas que vibran en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones. Un punto no puede hacer nada más que moverse en un espacio tridimensional. De acuerdo con esta teoría, a nivel "microscópico" se percibiría que el electrón no es en realidad un punto, sino una cuerda en forma de lazo. Una cuerda puede hacer algo además de moverse; puede oscilar de diferentes maneras. Si oscila de cierta manera, entonces, macroscópicamente veríamos un electrón; pero si oscila de otra manera, entonces veríamos un fotón, o un quark, o cualquier otra partícula del modelo estándar. Esta teoría, ampliada con otras como la de las supercuerdas o la Teoría M, pretende alejarse de la concepción del punto-partícula.



La siguiente formulación de una teoría de cuerdas se debe a Jöel Scherk y John Henry Schwarz, que en 1974 publicaron un artículo en el que mostraban que una teoría basada en objetos unidimensionales o "cuerdas" en lugar de partículas puntuales podía describir la fuerza gravitatoria. Aunque estas ideas no recibieron en ese momento mucha atención hasta la Primera revolución de supercuerdas de 1984. De acuerdo con la formulación de la teoría de cuerdas surgida de esta revolución, las teorías de cuerdas pueden considerarse de hecho un caso general de teoría de Kaluza-Klein cuantizada. Las ideas fundamentales son dos:
  • Los objetos básicos de la teoría no serían partículas puntuales sino objetos unidimensionales extendidos (en las cinco teorías de cuerdas convencionales estos objetos eran unidimensionales o "cuerdas"; actualmente en la teoría-M se admiten también de dimensión superior o "p-branas"). Esto renormaliza algunos infinitos de los cálculos perturbativos.
  • El espacio-tiempo en el que se mueven las cuerdas y p-branas de la teoría no sería el espacio-tiempo ordinario de 4 dimensiones sino un espacio de tipo Kaluza-Klein, en el que a las cuatro dimensiones convencionales se añaden 6 dimensiones compactificadas en forma de variedad de Calabi-Yau. Por tanto convencionalmente en la teoría de cuerdas existe 1 dimensión temporal, 3 dimensiones espaciales ordinarias y 7 dimensiones compactificadas e inobservables en la práctica.
Datos tomados de Wikipedia La Enciclopedia Libre

24/3/14

VOLVER A LAS CUEVAS

La pasada semana me dió por cambiar mi rutina diaria para llegar, en el "coche de San Fernando": un ratito a pie y el otro andando, a la parte baja de la ciudad, y en vez de hacerlo por dónde suelo: avenidas de Canarias o de Bélgica, opté por la alternativa de la vía del Barranco de Santos, carretera esta, inaugurada en junio de 2010  y que, hasta ahora, no ha cumplido con las expectativas para la que fue creada: descongestionar el tráfico santacrucero. 

Tras ocho años de obras y un aumento increible en su coste total, pues no en vano pasó de los 18 millones de euros presupuestados en origen a los 100 millones definitivos; ¡¡¡un aumento cercano al 700%!!!, dicha carretera va a resultar amortizada tarde, mal y nunca, visto el escasísimo uso que le damos. A la foto adjunta me remito.


Poco, tirando a poquísimo es el número de vehículos que transita por ella; tal vez porque sólo existen dos opciones de salidas intermedias, lo que obliga, si no se va a ninguna de esas zonas en concreto, a llegar, sí o sí, al final de la vía, tanto descendiendo como ascendiendo por ella.

Aun a sabiendas de que, peatonalmente, resultaría un trayecto mucho más aburrido que de costumbre, me planteé hacerlo sobre todo con la idea de hacer una serie de forografías que dieran una perspectiva diferente de la ciudad. Así que, cámara en ristre, comencé el descenso desde su inicio en la Avenida de Venezuela, fotografiando a tutiplén todo lo que me pareció digno de interés.

Fue a la altura del Pabellón de Deportes Ana Bautista cuando, al asomarme sobre el cauce del barranco, no pude dar crédito a lo que veía:



 


Que la gente esté viéndose obligada a volver a las cuevas en pleno siglo XXI resulta de todo punto...

¡¡¡Inadmisible!!!

Miguel Ángel G. Yanes

21/3/14

LA MARCHA DE LA DIGNIDAD

 
"Hartos de estar hartos", los ciudadanos más desfavorecidos de este país, han decidido echarse a la calle para manifestar abiertamente su descontento y su repulsa hacia un gobierno que lo único que ha conseguido con su nefasta gestión, ha sido acrecentar la brecha entre ricos y pobres.

Mañana sábado, 22 de marzo de 2014, más de 750 autobuses, 2 trenes* y cientos de vehículos particulares, amén de los servicios regulares de transportes, llevarán a Madrid a miles de ciudadanos de todo el país para unirse, en una gran manifestación, a la Marcha de la Dignidad.


La delegada del gobierno, Cristina Cifuentes, ya ha anunciado que prepara un dispositivo policial "potente" para recibirlos.

Mucho me temo que, los de siempre, enmascarados, encapuchados o con cascos de motorista para ocultar sus rostros, intentarán boicotear la Marcha por todos los medios: rompiendo cosas, quemándolas, tirando objetos... para conseguir así la intervención policial que dé pie a una batalla abierta y hacer que este acto de dignidad ciudadana, quede a los ojos de la opinión pública como la desmedida rabieta de un grupo de rebeldes violentos que sólo buscaran desestabilizar el "orden" social.


Es casi seguro que, ocurra lo que ocurra, los gobernantes acabarán pasándose la protesta por "el arco de triunfo".

(*) Con relación a los 2 trenes, puntualizar que sólo vienen del norte. Se intentaron fletar también desde Cataluña, pero RENFE aseguró no tener vagones disponibles para ello. Curioso, ¿no?
 
Estoy a 2.000 kms. de Madrid, pero mi conciencia y mi corazón está con ustedes.

¡Ánimo!... ¡No podemos rendirnos!

¡¡¡Por la justicia, la libertad y una verdadera democracia participativa!!!



Miguel Ángel G. Yanes

NOTA: Los invito a leer la entrada publicada, con fecha de hoy, por Ciudadano Plof bajo el título "¡USTEDES SÍ QUE SON NAZIS!

http://www.citizenplof.blogspot.com.es

*

La "vergüenza" de los medios de comunicación

Desde hace días, los activistas critican en las redes sociales la falta de cobertura por parte de los medios de comunicación en lo que consideran una estrategia para favorecer que sus reivindicaciones pasen desapercibidas. "Es una vergüenza que los medios de comunicación no estén dando más cobertura a las Marchas de la Dignidad que se acercan a Madrid. Si hubiera pasado en Venezuela, habría pasado en todos los medios internacionales durante una semana", denunciaba el profesor Fernández Carlos Fernández Liria, escritor y profesor de filosofía en la Universidad Complutense, en un acto celebrado este miércoles en el Ateneo de Madrid para apoyar al 22-M. 

La misma estrategia que, según aseguraba la jornalera del SAT e integrante de las Marchas Mari García en el mismo encuentro, "están utilizando a la policía para desviar a los caminantes por carreteras secundarias para restarles así visibilidad".

Los organizadores de la protesta opinan lo mismo: "No hemos tenido cobertura por medios de comunicación hasta hace tres días", asegura Cerrudos. No quieren que esto salga a la luz, que el pueblo se entere de que hay un movimiento unitario y de la organización que esto conlleva", sostiene. Preguntada por el motivo, se muestra rotunda: "La mayoría de los medios de comunicación está manipulados por el Gobierno"

FUENTE: Público.es
Alejandro López de Miguel
Madrid - 21/03/2014

COMENTARIOS

xeitos
Mi admiración y solidaridad con todos los manifestantes de las Marchas de la DIGNIDAD.
Vosotros, ¡SI! que me representáis.

ALFRED H
Voy en tren porque tengo 71 años. Con un poco menos de edad iría andando.
¡Con dos cohones...!

Yono Mecallo 
Todo un ejemplo ese señor de 71 años; deberían fijarse en él todos esos chavales que están en paro y tienen los c0j0nes pegados al sofá, viendo, sin sonrojarse, como sus padres y abuelos luchan por sus derechos. No veo la suficiente juventud en las movilizaciones. Si los jóvenes no pelean por su  futuro, estamos condenados.

*


20/3/14

LAS MAESTRAS DE LA REPÚBLICA

Homenaje a las primeras defensoras de la educación en igualdad

Llega a los cines 'Las maestras de la República', la cinta de Pilar Pérez Solano que ganó el Goya a la Mejor Película Documental. El film muestra el legado que dejaron esas mujeres comprometidas con la idea de una educación para la paz y la libertad.

Una imagen del documental.
Una imagen del documental

"Decía María Salvo que lo decisivo de aquel 14 de abril de 1931 no fue aquel mar de banderas, voces, cantos y entusiasmo que inundó el mundo de los adultos, que el principio de la República fue ese día que maestros y maestras retiraron el tabique de madera que separaba a los niños de las niñas en las aulas y salieron todos juntos a la terraza de juegos por primera vez". Son las primeras palabras que se escuchan en Las maestras de la República, película de Pilar Pérez Solano (Goya al Mejor Documental) que llega a los cines en un momento crítico para la educación en este país. Mientras el ministro Wert se afana por arruinar los avances conseguidos y separar otra vez a los niños de las niñas llegan las voces de aquellas mujeres que dieron incluso la vida por unos ideales pedagógicos, por la convicción de que había que educar para la paz, la igualdad y la libertad.

Las maestras de la República, mujeres que hicieron suyo el ideal republicano y que pagaron por ello con su muerte y con la cárcel, se convierten en las merecidas heroínas de la película de Pilar Pérez Solano, que repasa la aparición en el terreno pedagógico de estas mujeres y la evolución que ello supuso en la educación. "Más escuelas y mejores maestros" era uno de los lemas de la República, un objetivo al que contribuyeron decisivamente estas mujeres, que dignificaron la educación pública española.


Con el testimonio de catedráticos y profesores especialistas en Teoría e Historia de la Educación —María del Carmen Agulló, Sara Ramos, Herminio Lafoz, María del Mar del Pozo—, familiares de las maestras y material de archivo, Pilar Pérez Solano va trazando el camino de esta historia desde la incorporación de la mujer al mundo laboral, a los centros de formación, incluso a los puestos directivos en la Administración. Explica también la importancia de la Institución Libre de Enseñanza, de donde surgieron la mayoría de las grandes ideas pedagógicas del momento, concepciones en las que convivían valores como los de ciudadanía o educación para la paz con otros relacionados con el juego o "el arte de perder el tiempo". Fueron ideas revolucionarias entonces que se sustentaron de una manera muy especial en los programas de formación de las maestras y los maestros de aquella época. Hombres y mujeres que por primera vez recibían idéntica formación, por lo que les atacaron los grupos más conservadores, y de lo que se defendieron magníficamente con el resultado de su trabajo.

Las maestras de la República recoge el ideal de aquellas mujeres dispuestas a formar a las niñas para una profesión, para un futuro en que fueran independientes y libres. Mujeres que fueron enviadas a los peores destinos, que aceptaron irse a escuelas rurales en pueblos atrasados, donde se enfrentaban a un caciquismo y un machismo brutales. Allí llegaban con sus nuevas ideas, obsesionadas por educar a los adultos para acabar con esa mirada retrógrada del mundo. Muchas aparecían con el pelo corto, con zapatos casi planos, sin corsé... "era un escándalo en muchos pueblos". 


Las que se quedaron atrapadas en la España de la dictadura fueron apartadas de su profesión. "Valientes e inteligentes son dos palabras que las definen", dice una experta en Historia de la Educación, que recuerda cómo algunas de esas mujeres se divorciaron, otras comenzaron una vida con parejas de su mismo sexo y por ello fueron también castigadas "con la carga del castellano y las empezaron a llamar mujeres públicas". "En la izquierda no nos caracterizamos por acoger bien a las mujeres", dice otro especialista que aparece en el film, que afirma que aquellas maestras tuvieron muchos problemas con los hombres, "que no aceptaban que les mandara una mujer". 

La guerra, el trabajo de las maestras en la retaguardia y la participación en los sindicatos dan paso al relato de las siniestras represalias fascistas. Pilar Pérez Solano se detiene aquí para explicar que las maestras de la República sufrieron una doble depuración: por ser maestras y por ser mujeres. Se las acusó muchas veces alegando cuestiones morales, "incluso hubo una a la acusaron de no tener mantilla, que para ellos significaba que no iba a misa". Las que consiguieron exiliarse, pudieron en su mayor parte rehacer su vida. Las que quedaron atrapadas en la España negra de la dictadura fueron a la cárcel, algunas fueron ejecutadas, todas fueron apartadas de su profesión. A ellas y a su memoria está dedicada esta película, un trabajo que quiere subrayar el legado que nos dejaron estas mujeres. "Tener un concepto de escuela pública" es la herencia más importante que nos han legado, dice una de las especialistas que aparecen en el filme. Otras hablan de "ese modelo de mujer independiente, autónoma y capaz de transmitir ideas solidarias". "Luchar por una escuela solidaria es su mejor legado y el reto que tenemos hoy en día".


FUENTE: Público.es
Begoña Piña

Madrid 15/03/2014

18/3/14

LA CASA DEL PIRATA

Me lleva a escribir esta entrada, la noticia aparecida recientemente en la prensa local, sobre la propuesta que hace el Ayuntamiento de El Rosario al Cabildo Insular para la restauración de la "Casa del Pirata", y la salida de tono de alguien al decir que la referencia era equívoca.


Cierto que la correcta denominación del oficio de Don Amaro Rodríguez Felipe y Tejera Machado (1678 - 1747), alias "Amaro Pargo", era la de corsario*, que no pirata, pero la hoy denominada oficialmente Casa de los Mesa (por sus herederos), ubicada en el Barrio de Machado, término municipal de El Rosario - Tenerife, ha sido conocida siempre como "La Casa del Pirata", y por mucho empeño que ponga ahora la corporación municipal en cambiarlo, esto seguirá siendo así porque el acervo popular es el que manda.

Antiguo Ayuntamiento de El Rosario

Fue a finales de los años 70, recién salido de la mili, aprovechando que ya tenía ¡¡¡trabajo!!! y que el abuelo con el que convivía había vuelto a casarse, cuándo logré independizarme e irme a vivir a Tabaiba: urbanización situada en una escarpada zona del sur de la isla, a escasos kilómetros de Santa Cruz de Tenerife, dividida en tres zonas perfectamente delimitadas por las vías circulatorias: Tabaiba Baja, Media y Alta.


En esta última zona, lejos del mundanal ruido, decidí instalarme. En un edificio escalonado, típico de la zona al tener que adaptarse a la pendiente del terreno qué, en su momento, se construyó con la idea de dedicarlo a clínica de reposo, pero al parecer, los diferentes socios terminaron tirándose los trastos y se vendió por apartamentos. Se llamaba (se llama aún) Casa La Altura; la carretera acababa allí mismo y, al estar en un lugar tan elevado, tenía unas vistas espectaculares.

Ermita de la Virgen del Rosario

Fue desde la terraza de dicho apartamento cuando vislumbré, por primera vez, la ermita de la Virgen del Rosario en lo alto de una lejana loma y, a su derecha, un enorme caserón de piedra que llamó poderosamente mi atención; así que, cierto día no laborable, eché a andar a la vera del barranco y llegué hasta él. Se veía a las claras que nadie lo habitaba, pero, al menos exteriormente, se encontaba en perfectas condiciones; hablo de 1979. Lo circunvalé esquivando aulagas, cardones y tuneras, y pude comprobar que se hallaba cerrado a cal y canto.


La robusta construcción debía tener algunos siglos de antigüedad. Sobre todo llamó mi atención que el cuerpo principal de la vivienda constara de dos plantas. A espaldas de la misma se extendía lo que parecía ser un gran patio rectangular de altos muros, con una serie de construcciones laterales (posiblemente caballerizas y otras dependencias auxiliares como bodegas o graneros) cerrado por un imponente portón trasero, delante del cual, una era de piedra rodeada de eucaliptos, daba fé de su uso agrícola en épocas pasadas.


Pasaron unos años (tres o cuatro a lo sumo) hasta que una nefasta noticia me hizo regresar, acompañado de un grupo de amigos, a aquel antiguo caserón que veía todos los días desde lejos. Al parecer, se había corrido la voz de que el tesoro del famoso pirata se hallaba enterrado allí. Y entonces, un grupo de desalmados avariciosos, herramientas en mano, no sé si con las agravantes de nocturnidad y alevosía o a plena luz, derribando puertas y ventanas, lo destrozaron por completo. Levantaron y rompieron las losas chasneras que cubrían el suelo, agujerearon las gruesas paredes, desmantelaron el doble horno de piedra de la cocina, deshicieron los asientos angulares de las ventanas... por lo que, en previsión de que aquello acabara en ruina total más temprano que tarde, regresamos a los pocos días con los útiles necesarios para medir  y fotografiar aquel desaguisado.


Cuando nos dirigimos al ayuntamiento con nuestro croquis y una serie de fotografías en la mano para denunciar el expolio del que había sido objeto la "Casa del Pirata", aún cuando el destrozo interior era notable, la estructura de la vivienda pudo haberse salvado todavía; pero a nadie pareció interesarse aquello.


A mí, en principio, nada más entrar a la casa, me impresionó la profusión de madera de tea empleada en su construcción: puertas, ventanas, vigas, artesonados... todo un lujo para la época, lo que daba fe del poderío económico de su propietario. Quizá lo que más llamó mi atención por lo inusual, fue la escalera que daba acceso a la planta alta,  y que yo di en llamar "de cajón", ya que, hallándose adosada a uno de los muros, el lateral era ciego, contra lo que suele ser común. Hecho de madera como los propios escalones, venía a ser una autentica pared que impedía ver el salón mientras se ascendía o descendía por ella y que, curiosamente, desembocaba, sin ningún punto de apoyo para las manos, en una enorme y única habitación abuhardillada.


Declarada Bien de Interés Cultural en 2003, al igual que el santuario de la Virgen de El Rosario, ¿cómo es posible que haya tenido un devenir tan adverso en comparación con dicha ermita, situada a un tiro de piedra y qué, ahora, con la crisis que nos embarga, cuando ya sólo quedan cuatro cascajos, sea el momento de acometer la obra?... ¿Es que construirla de nuevo va a resultar más rentable que haberla restaurado? ¿A quiénes va a terminar beneficiando este asunto?... Vamos... ¡¡¡no me jodan!!!

  
Y no quiero terminar dejando en el "tintero" aquella frase del amigo Reyes (q.e.p.d.) cuando, asomados a una de las ventanas, una verdadera atalaya desde la que se divisaba toda la costa desde Igueste de San Andrés hasta el Porís de Abona, al comentarle lo privilegiado de su ubicación, dijo:

- "Yo creo que el verdadero tesoro del pirata era esta casa". 

Estado actual

Lo nuestro es un problema cultural de mil pares de cojones. Si esta propiedad hubiera estado en cualquier otro país europeo, con la antigüedad y la historia que atesoraba, con toda probabilidad la habrían convertido en museo y la tendrían como un palmito.

No lo puedo remediar; me viene a la boca una sagrada máxima: 

"Dios le da pan al que no tiene dientes" 

Miguel Ángel G. Yanes

(*) Corsario (del latín cursus, «carrera») era el nombre que se concedía a los navegantes que, en virtud del permiso concedido por un gobierno en una carta de marca o patente de corso, capturaban y saqueaban el tráfico mercante de las naciones enemigas de ese gobierno.

14/3/14

¡FELICIDADES!

 Antonio Fraguas de Pablo "Forges" 
50 años de profesión

Catalogado como dibujante gráfico español, es también humorista, escritor, director cinematográfico... pero, partidos políticos aparte, yo lo propondría para presidente de gobierno (no es la primera vez que lo hago), porque lo considero una de las personas más coherentes, capacitadas  y sensatas de este jodido país; y cuando digo jodido, no lo hago en sentido figurado, porque los jodedores de siempre siguen dando por saco sin parar. Y Don Antonio (alias "Forges") que lo sabe bien, no se cansa a la hora de denunciar sus desmanes, su arrogancia, su pseudorreligiosidad, su prepotencia y sus "mamandurrias".


 Por todo ello vuelvo a repetir:

¡Forges for president!

Esta entrada es sólo para felicitarlo y agradecerle, de paso, la sonrisa y la reflexión diaria que me arrancan sus viñetas.

Miguel Ángel G. Yanes

13/3/14

LA PICADURA DEL ORNITORRINCO

"Yo sobreviví a la picadura de un ornitorrinco"


En mayo de 1991, un hombre de 57 años, veterano de guerra, pescaba cerca de Mackay, al este de Queensland, cuando vio un pequeño ornitorrinco descansando en un tronco del río. A medida que se acercaba a él, el animal no se movía, por lo que pensó que podía estar "enfermo o herido". Con la intención de ayudarle, el pescador agarró al ornitorrinco por la nuca, de forma parecida a como habría cogido un gato, y éste apenas se movió. Pero, un instante después, el animal dio un respingo y trató de saltar hacia el agua. Fue en aquel momento cuando el ornitorrinco extendió sus dos patas traseras y clavó una de sus espuelas en el dorso de la mano derecha del pescador y la otra en el dedo corazón. El dolor fue inmediato e insoportable, y durante unos instantes el ornitorrinco se quedó enganchado en la mano del hombre, que tuvo que empujarlo con fuerza en la dirección opuesta para soltar las espuelas.

"El dolor fue tan fuerte", recuerda el hombre en el historial publicado por el servicio médico australiano, "que empecé a decir incoherencias". Cualquier mínimo movimiento, como el que provoca una tos, multiplicaba el dolor hasta extremos insoportables. Según describió más tarde, aquella 'picadura' infligida por el ornitorrinco era muchísimo más dolorosa que las heridas de metralla que había recibido durante la guerra. Y durante los 100 km de viaje hasta el hospital más cercano la cosa no hizo más que empeorar.



Cuando llegaron al centro médico, la mano estaba hinchada y pálida y el veterano de guerra estaba desencajado. Probaron con morfina, hielo y agua caliente, pero la sensación seguía siendo insoportable. Hasta pasadas seis horas el dolor no comenzó a remitir, pero al poco tiempo adquirió una nueva característica. La horrible sensación empezó a moverse por el cuerpo. "El dolor empezó a moverse desde el antebrazo derecho hacia el brazo, la parte derecha del pecho y de ahí comenzó a extenderse por todas partes, desde la cabeza a los dedos de los pies", recuerda la víctima. El dolor empeoraba con cualquier contacto con la piel y era, según sus propias palabras, "como un doloroso moratón interno".

Después de seis días en el hospital, el dolor y la inmovilidad permanecieron en la mano durante otras tres semanas y las secuelas duraron meses. El caso de este veterano es uno de los quince incidentes provocados por el veneno de los ornitorrincos en Australia, aunque cada año las autoridades reciben varios avisos relacionados con el veneno de estos animales. El otro incidente bien documentado es de una naturalista de 29 años que recibió una picadura cuando estudiaba a estas criaturas en Nueva Gales del Sur. En su caso también se repitió el dolor sobrehumano y las secuelas en los músculos de la zona afectada, que se quedan como atrofiados durante meses.

  
Ornitorrinco sumergiéndose (las inmersiones duran unos 30 segundos)

El ornitorrinco es, junto a los equidnas, el único mamífero del mundo que ha desarrollado un sistema de defensa con veneno. Esta capacidad solo la tienen los machos y se localiza en la cara interior de las dos patas traseras, donde tiene dos pequeños espolones que descargan entre 2 y 4 ml de veneno en cada ataque y se enganchan con fuerza a la víctima. Las glándulas con el veneno aumentan de tamaño durante la época de apareamiento y se cree que los machos usan este sistema para ahuyentar a sus rivales. El veneno no es mortal para los humanos, pero sí se han registrado muertes de perros y otros pequeños animales como consecuencia del encuentro accidental con un ornitorrinco.

Como se producen pocos incidentes, el veneno ha sido poco estudiado y no existe un antídoto. La terapia consiste en calmar el dolor y la hinchazón y tratar posibles infecciones con antibióticos. La herida producida por el impacto del aguijón apenas produce sangre, en gran parte porque se cree que el veneno posee propiedades anticoagulantes. Por surrealista que parezca, las autoridades australianas dan consejos sobre cómo agarrar correctamente a un ornitorrinco - en caso de que haya que prestarle ayuda porque esté herido - para evitar su picadura. Lo importante es levantarlo por la cola de manera que sus patas traseras no puedan alcanzar la mano. Aunque lo mejor, insisten, es mantenerse alejados de estos simpáticos animales.


Cómo agarrar correctamente a un ornitorrinco

El veneno del ornitorrinco, conocido como OVCNP-39, es tan extraño como la forma se su propietario. Contiene proteínas y péptidos diferentes de los que han desarrollado los reptiles, y algunos científicos investigan las posibles aplicaciones que podría tener en medicina. Desde su descubrimiento en 1797 por David Collins en el río Hawkesbury, en lo que hoy es Nueva Gales del Sur, la historia del ornitorrinco, y su extraña forma, está plagada de anécdotas. El primer ejemplar disecado llegó a Europa en 1799, en el interior de un paquete enviado desde Australia por el capitán John Hunter al despacho del profesor George Shaw en el Museo de Historia Natural de Londres. Lo primero que hizo el profesor nada más desempaquetarlo fue tratar de descoser el pico ante la sospecha de que se trataba de una falsificación y que algún taxidermista chino lo había cosido al cuerpo de un castor. El ejemplar del museo aún conserva las marcas de las tijeras en el lugar donde el profesor pensó que le habían cosido el pico.


La idea de que un mamífero tenga pico, aletas, dientes y ponga huevos también desconcertaba a los aborígenes. Dice la leyenda que en el “Tiempo del Sueño” vivió una obstinada hembra de pato llamada Tharalkoo. Un día desobedeció las advertencias de sus padres, la pata nadó río abajo y se encontró con la rata de agua Bigoon, que la violó y la retuvo contra su voluntad. Cuando Tharalkoo consiguió escapar y regresó con su familia, llegó el tiempo en que otras patas empezaron a poner huevos y ella hizo lo mismo. Pero en lugar de un precioso patito, de su huevo nació una extraña quimera con la piel de un roedor que podía poner huevos y tenía pies de pato: el primer ornitorrinco.
 
 Esqueleto de ornitorrinco

* Esta entrada es uno de los muchos contenidos de Fogonazos que puedes encontrar este mes en la revista Quo.

FUENTE: Fogonazos.es
06 marzo 2014

12/3/14

EL ABUELO QUE SALTÓ POR LA VENTANA Y SE LARGÓ

Es el largo título del último libro que acabo de leer. Lo recomiendo encarecidamente por lo ameno y divertido que es.

Ha resultado uno de los éxitos literarios más insólitos de la literatura sueca; ópera prima de un autor desconocido hasta ese momento: Jonas Jonasson.


Llegó a mis manos a raíz de otro libro, regalo de Laura, mi hija, que hube de cambiar por haberlo leído tiempo atrás. Así qué, con él bajo el brazo, acudí a la librería en cuestión y me puse a ojear las novedades editoriales sin saber a que carta quedarme. Pero hete aquí que una portada llamó poderosamente mi atención; no por el título, ni por el autor, del que nunca había oído hablar, sino por la ilustración en sí: "un anciano vestido de color rosa y con un cartucho de dinamita en el bolsillo".
 

¡Éste es el libro!, me dije. No sé exactamente por qué, pero me sentí identificado con aquel personaje: Allan Karlsson, quién, ingresado en un centro de mayores, decide fugarse justo el día en el que le están preparando un homenaje por su centésimo cumpleaños, y que da pie a una aventura cuajada de insólitas peripecias.

Léanlo. No se van a arrepentir. Destila agudeza, humor a raudales y una buena trama que engancha de veras, amén de su calidad literaria.


Tal ha sido su éxito, que no ha tardado en ser llevado a la gran pantalla por Felix Herngren bajo su título original en sueco: ‘Hundraåringen som klev ut genom fönstret och försvann’

Miguel Ángel G. Yanes