9/5/13

JESÚS ORTIZ FERNÁNDEZ

Me entero, por la prensa local, del reciente óbito acaecido en Granada, del afamado pintor almeriense Jesús Ortiz Fernández.


Fui alumno suyo en los primeros años de la década de los 70, cuando él, siendo director del Instituto Nacional de Enseñanza Media de Santa Cruz de Tenerife, impartía también clases de dibujo.

A pesar de que en aquella época, la enseñanza en el último curso de bachillerato se circunscribía al dibujo lineal, yo seguía haciendo mis pinitos de dibujo artístico; llevaba siempre conmigo una pequeña carpeta de bocetos y poemas, a la que, un día (de los pocos en que solía acudir al aula) Don Jesús se asomó con curiosidad. Tengo un imborrable recuerdo de ese instante:

- Tus poemas son buenos -me dijo- pero también se te da el dibujo. ¿Por qué no vienes más a menudo a clase?

Me limité a sonreír y a encogerme de hombros. En aquellos años, yo iba más por las motos que por los estudios y solía saltarme la mayoría de sus clases.


A final de curso, dada mi continuada falta de asistencia, estaba, como otros compañeros, suspendido de hecho; pero tuvo el detalle de darnos una última oportunidad: presentarle un trabajo libre, sobre perspectiva cónica, de alguna construcción de la ciudad.

Recuerdo que lo hice de un chalet cercano que siempre había llamado mi atención. Tenía (tiene aún) forma de "ele", sostenido sobre columnas y con grandes ventanales; lo que me valió su aprobación, y por ende, la nota positiva para superar la asignatura.

Y lo que son las cosas: le cogí el tranquillo a "aquello" de la perspectiva cónica, hasta el punto de que aún, hoy en día, suelo tirar de compás, transportador, regla, escuadra y cartabón, y marcarme de vez en cuando, lápiz en mano, algún que otro dibujo (como relax, se entiende) porque, por lo general, va a parar al cesto de los papeles.


Sirvan estas líneas para honrar la memoria de Don Jesús Ortiz, no sólo como pintor y dibujante de prestigio, sino como hombre correcto y afable con sus alumnos, a los que supo hacernos llegar su maestría y sus conocimientos; cosa que no puedo decir de todos los enseñantes de aquella época.

Aquí les dejo la reseña de las distinciones más relevantes con las que fue premiado su amplísimo quehacer pictórico:

1954: Premio de Grabado Calcográfico de la Escuela Superior de Bellas Artes de Barcelona.

1965: Primer Premio de Acuarela y mención honorífica en Óleo en la VI Exposición Regional de Pintura y Escultura de Santa Cruz de Tenerife.

1967: Primer Premio de Acuarela de la VII Regional de Santa Cruz de Tenerife.

1968: Premio de Honor 'Miguel Tarquis' (óleo) en la IX Regional tinerfeña.

1968: Premio 'Gobierno Civil' en la XIII Exposición Regional de Bellas Artes de Las Palmas de Gran Canaria.

1968: Primer Premio de Acuarela en la XXIII Exposición de Pintura de Linares (Jaén).

1969: Nombrado Académico Correspondiente de la Academia de Artes y Ciencias de Puerto Rico.

1970: Primer Premio de pintura (óleo) de la XI Exposición Regional de Santa Cruz de Tenerife.

1971: Mención Especial en el VII Gran Premio de Pintura de Cannes (Francia).

1971: Primer Premio de Pintura y Medalla de Oro en el I Concurso Regional 'Ciudad de La Laguna'.

1976: Medalla de Oro de la II Exposición de la Agrupación de Acuarelistas Canarios de la Sala Cairasco en Las Palmas de Gran Canaria. Etc.


Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario