30/6/12

AGRADECIMIENTO

Quiero mostrar públicamente mi agradecimiento a todos aquellos que visitan mi blog, y que han logrado que, en junio, las visitas mensuales hayan superado la barrera de las 10.000.


Para mí, un simple amontonador de palabras, es un verdadero orgullo tener tal cantidad de seguidores de tantos países del mundo; es por ello que reitero las gracias a todos ustedes, verdaderos artífices de este hándicap.



29/6/12

ME PIERDO... PORQUE SOY LÓGICO

Por primera vez (y es que la edad no perdona) me he perdido en el parking de Carrefour.


Llegué solo, a las 10,30 de la mañana; aparqué sin problema y lo primero que hice al bajarme del coche, fue memorizar dónde lo dejaba:

"21-G, color malva, planta -1"

Y sin más, agarré uno de esos carros de "a euro" y ascendí a comprar. 

Una vez cumplida la misión, aparcado el carro en su sitio y recuperado el euro, con sendas bolsas asidas en las manos, descendí a la planta antedicha, pero, al parecer, no lo hice por la misma puerta por la que había entrado y... ¡me perdí!

Llegué a las columnas señalizadas con la letra G, pero todas tenían números pares... 20, 22, 24, 26... ¡pero dónde demonios estaban los impares!. Fue entonces cuando tropecé con mi sobrina Pili. Y es que, aunque no lo esperes, la familia siempre está al quite.

- ¡Tío!... ¿Qué haces?

- Pues intento localizar mi coche, que lo dejé junto a la columna 21-G y ahora no la encuentro.


Fue entonces, cuando esa bombilla diminuta que aún ilumina, a ratos, mi conciencia, en un fugaz destello, me hizo ver que, al otro lado de la columna se hallaban los impares.

Cuando le conté a mi mujer que me había perdido en Carrefour, su razonamiento me dejó de piedra:

- Te pierdes porque eres lógico.

- ¡Coño!... ¡ésta si que es buena!

25/6/12

NUEVAS CAPACIDADES

Son asombrosas las nuevas capacidades de los jóvenes.

El poder de la tecnología ha incidido de tal manera en sus vidas, que ha terminado dotándolos de capacidades realmente increíbles para llevar a cabo cosas para las que, nosotros, antiguos ya, no estamos, ni estaremeos (quise decir “estaremos”, pero ya ven como apremia la cosa) capacitados jamás.

Yo no lo había visto nunca; no sé ustedes:


¡Hablando por teléfono y cepillándose los dientes a la vez, en un sublime popurrí de espuma y gargajeos!

Han unificado dos acciones que los antiguos (repito) nunca creímos que pudieran realizarse al unísono.

¡¡¡Una maravilla de la evolución!!!… ¡¿O no?!

21/6/12

YA ES DEMASIADO TARDE

Según leo en la prensa, el Ayuntamiento de La Laguna (Tenerife) ha presentado públicamente el proyecto del nuevo mercado municipal, del que se adjunta infografía:


Hay una frase que repito a menudo (y vuelvo a hacerlo)... "¡El remate de la puñeta!"

¿Cómo es posible que permitamos destrozar un entorno histórico de tal relevancia como el de la Plaza del Adelantado? Máxime, cuando los comerciantes del propio mercado, si bien reclamaban un edificio moderno y funcional, abogaban por el mantenimiento del estilo tradicional canario. Pero no les han hecho ni puñetero caso.

La lógica cartesiana me lleva a dos únicas conclusiones: o no saben hacerlo (cosa poco probable pero también posible) o sólo van a por el rédito económico (cosa muy posible pero también probable) porque entre ellos anda el juego: los que diseñan, los que aprueban, los que construyen...los amigos de los que diseñan, de los que aprueban, de los que construyen... ¿Me siguen?


Pero aunque consiguiéramos frenar la ejecuciónde de esa obra... ya es demasiado tarde. El desaguisado se produjo con anterioridad al construir, a la derecha de la ermita, el nuevo edificio de los juzgados, de estilo moderno y claramente discordante con el entorno. Una verdadera "cantada" que, al final, necesitará un cierto paralelismo, para que no resulte peor el remedio que la enfermedad, aunque el efecto visual de la ermita entre ambos edificios clame al cielo.

Y sí no, juzguen ustedes mismos, a la vista de la siguiente fotografía, entre lo que había a ambos lados de la ermita de San Miguel y lo que quedará a posteriori.


Continúan expuestos, en el convento de Santo Domingo, los proyectos finalistas, después de una selección efectuada por un determinado jurado, en la que, el pueblo llano lagunero, no tuvo voz ni voto como sería menester en una verdadera democracia. Parodiando a Lili Quintana: "Yo me quedo bobo".

A la hora de la verdad, me pregunto y no me respondo ¿qué es lo que prima aquí para llevar a cabo semejante expolio arquitectónico? porque, no sólo se ha procedido al derribo de ambos inmuebles; el de los juzgados alegando falta de espacio y el del mercado por un supuesto hundimiento de los cimientos, sino que además, in itínere, han desaparecido determinados elementos:

El balcón canario que aparece claramente junto a la ermita y el ajimez que coronaba el mercado, y cuya foto adjunto.


Me pregunto yo si estarán haciéndole compañía a la antigua fuente de la Plaza de la Paz, en algún lugar de la isla... "de cuyo nombre no quiero acordarme".

P.D.
Les remito a mi anterior entrada, de fecha 05/02/12, titulada DESPROPÓSITOS, ABERRACIONES Y CANCABURRADAS.


17/6/12

CUESTIÓN DE DISTANCIA

Me hallaba sentado en un banco (de los de madera, no de los mamones) en la zona de La Paz de Cólogan en la ciudad norteña del Puerto de la Cruz, haciendo mi habitual papel de convidado de piedra mientras mi mujer visitaba las tiendas del entorno, cuando, dos chicas jovencitas pasan junto a mí y, de repente, a una de ellas le suena el teléfono móvil.


- ¡Es la pesada de Nuria!... ¿Qué hago? Pregunta la receptora de la llamada.

- ¡Contéstale tía y quítatela de arriba! Dice su compañera.

- ¿Sí?... ¡Hola Nuria, cariño!… ¿qué pasó?... ¡Ah! pero no puedo… estoy en el Sur con Natalia…

De pronto, escucho a alguien que, desde la acera de enfrente dice en voz alta:

- Pues yo te veo como si estuvieras en el Puerto de la Cruz.


Y es que eso de estar en el Sur resulta muy, pero que  muy socorrido, pues a los pocos días, en un bar de la zona, una señora entradita en años, se tomaba una copa en la barra cuando le suena el móvil:

- ¡Hola amor!... ¿Cómo estás?... ¡Sí! Ya voy en la guagua. Estoy en el Sur, a la altura de Granadilla… en tres cuartos de hora estoy ahí…. Vale, vale… un beso.

Y es que hasta ahora, el teléfono móvil daba mucho juego para meter trolas de ese tipo pero, como todo, terminará por acabarse, pues las nuevas generaciones de tales cacharros vienen ya con gps incorporado y ¡activo! Vaya, que no se va a escaquear ni el gato.

13/6/12

¡INCINÉRENME!


¿De dónde sale esta plaga de insectos repulsivos que el camposanto inunda?

 De pronto lo vi claro:

¡Que me incineren!... ¡No quiero convertirme en cucaracha!

Saber que voy a formar parte de esos bichos que, a miles, pueblan el cementerio (aunque ya no recuerde ni quién fui) no me hace ni puñetera gracia.


Así que... ¡Incinérenme!... ¡No me permitan esa metamorfosis!

Miguel Ángel G. Yanes
 

9/6/12

PARQUE "CULTURAL" VIERA Y CLAVIJO

Lo de "cultural" lo he puesto entre comillas porque clama al cielo.

Fíjense en que todas las ventanas están tapiadas

La opacidad cultural de nuestro pueblo, hábilmente gestionada por los dirigentes políticos de aquí y de "allá" (me refiero a la metrópolis) es de tal magnitud, como para eclipsar la conciencia de los ciudadanos que, aturdidos, no se atreven a reaccionar ante los desmanes cometidos frente a sus propias narices.

Un magnífico edificio: el del antiguo colegio de La Asunción, sito en el Parque Cultural Viera y Clavijo de Santa Cruz de Tenerife, y declarado Bien de Interés Cultural, ha sido abandonado a su suerte por la corporación municipal, aunque, al parecer, ahora la propiedad es del Gobierno de Canarias.

"Bueno... ¡ya el conejo me riscó la perra!"


Pues, habida cuenta de la dejadez de las instituciones, o mejor dicho, de la de nuestros políticos, el Viera y Clavijo ha terminado convirtiéndose en un refugio de indigentes, que no sé si podríamos definir como "okupas", aunque está claro que alguien tendría que "okuparse" de ellos, facilitándoles un techo con las debidas condiciones higiénicas y sanitarias. 

Observen que eliminaron la escalera que conducía a la puerta de la izquierda

De todas formas, no podemos culpar a los "okupas" de una serie de obras inconclusas y sin sentido, que han dejado el lugar como si hubiera sufrido un bombardeo, lo que, unido a la falta de actividades y de vigilancia, generaron la situación actual.
  
Y ahora cabe preguntarse: ¿Estarán los especuladores de siempre, presionando para que la inacción y la desidia campen a sus anchas y poder hacerse con esos solares que valen un potosí?

Y sí no, que alguien me explique qué necesidad había de destrozar el edificio.

¿Ustedes que creen?

Miguel Ángel G. Yanes

7/6/12

AL DESNUDAR LA NOCHE (POEMA)



Desde el alto seno
de piedra en que dormita
el fuego lujurioso
de la tierra,
van las manos amantes
del alba resbalando
y desnudan la noche
con ansias y un rubor
en busca del profundo
secreto de sus muslos.

 Miguel Ángel G. Yanes

5/6/12

EL ENJAMBRE

Esta mañana, los vecinos andaban medio revolucionados ante la existencia de un pequeño enjambre de abejas en uno de lo árboles de la calle.

Intentaban alejarlas de allí por el peligroso medio de espantarlas, echándoles agua a presión con una manguera. Afortunadamente alguien los detuvo a tiempo, y la más que posible rebelión de las abejas, "aguijones en ristre", no llegó a producirse.


A mí me alegró verlas, habida cuenta de su paulatina desaparición en todas las latitudes del planeta, y aconsejé llamar a los bomberos, que son quiénes, generalmente, se encargan de retirar los enjambres para depositarlos, con posterioridad, en alguna colmena vacía, previa supervisión de algún apicultor.

Yo había tenido oportunidad, hace unos años, de observar una situación similar en el Puerto de la Cruz, aunque en aquella ocasión, el enjambre era gigantesco, hasta el punto de que, antes incluso de aparecer sobre nosotros la espesa nube, el profundo zumbido nos hizo creer que se trataba de algún artilugio mecánico.


Terminaron posándose en un arbusto cercano a la piscina, ante el pánico de los bañistas que, envueltos en sus respectivas toallas, huyeron en franca desbandada. Yo, como espíritu de la contradición que soy (según decía mi abuelo) seguí tumbado al sol a escasos metros de ellas, con el riesgo que conlleva, pero consciente de que si no las molestaba, no irían a por mí, como así fue; hasta que, a uno de los jardineros, se le ocurrió la peregrina idea de la manguera. Y entonces no tuvimos más remedio, el jardinero y yo, que salir a escape.

Las abejas efectuaron un contrataque aéreo en toda regla como respuesta a la agresión. Y es que, lo peor que se puede hacer es enfadarlas.

Miguel Ángel G. Yanes

1/6/12

¿DÓNDE ESTÁN LOS CUBANOS?

Hace ya tres años que abrí este blog, al que entran, prácticamente, ciudadanos de todos los países del mundo, algunos tan exóticos para mí como China, Japón o Tailandia, aunque la mayoría de visitas provienen de países de habla hispana, sobre todo de América Latina: México, Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Paraguay, Uruguay, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Puerto Rico, Jamaica, República Dominicana... pero nadie de Cuba.

Y me fastidia su ausencia porque, los canarios, no sólo por nuestra condición de isleños, sino por el hecho de la emigración de nuestros antepasados, tenemos importantes lazos con el pueblo cubano.

La emigración canaria comienza en el último tercio del siglo XVII, difundiéndose por la provincia de La Habana, y en menor medida por la región central de la isla de Cuba. Los canarios, merced al cultivo del tabaco, logran trasnformar la economía insular, dando comienzo a una boyante etapa de crecimiento económico con un importante auge de las exportaciones. En 1693, con familias canarias nació la ciudad de Matanzas. Aparte de al cultivo del tabaco, los canarios se dedicaron también a pequeñas explotaciones agrícolas para consumo propio y del ganado. El tráfico marítimo con las Islas Canarias, fue el punto de partida para la formación de determinadas élites mercantiles, que terminaron integrándose en los altos estratos de la sociedad cubana. Sin embargo, la mayoría de los canarios, lucha por la tierra y por obstaculizar el desarrollo de los privilegios señoriales de los terratenientes cubanos.


Durante la segunda mitad del siglo XVIII, dadas las mayores dificultades para acceder a la tierra y la menor rentabilidad del cultivo del tabaco, la emigración se reduce a los varones. La liberalización de la trata de esclavos en 1789 provoca su introducción masiva, lo que conlleva que, aquellos que cultivaban las tierras a censo y por arrendamiento, se vieran obligadas a abandonarlas, dirigiéndose a zonas más lejanas como Pinar del Río, que más tarde se convertiría en la célebre Vuelta Abajo, centro tabaquero por excelencia. El choque entre hacendados y vegueros se hizo evidente en Güines y San Antonio de los Baños. Una parte considerable de los cultivadores serían expulsados de sus tierras, para ser sustituidos por mano de obra esclava en las nuevas plantaciones azucareras.


Tras la crisis del viñedo en 1814, muchos canarios emigran a Cuba, dedicándose, en la provincia de La Habana, al abastecimiento interno o trabajando como mayorales de las plantaciones azucareras. Se extienden por el occidente y el centro de la isla y en menor medida por el oriente, dedicado esencialmente al cultivo del tabaco. Desde los años 40 del siglo XIX se asiste a un proceso de paulatina sustitución de la mano de obra esclava por asalariados agrícolas, ya que, se veía en el predominio numérico de la esclavitud un freno a las tendencias independentistas. Se calculan entre 50 y 60.000 los emigrantes isleños en la segunda mitad del XIX. La zafra de 1887 fue la primera que se hizo totalmente con asalariados, dado que, el año anterior, se había producido la extinción definitiva de la esclavitud. No obstante, y a pesar del crac del comercio de la cochinilla en 1875, lo que provovó una nueva época de hambruna en Canarias, los conflictos bélicos hicieron que la emigración hacia Cuba no fuera demasiado relevante.


 Tras la independencia de Cuba y la consiguiente reactivación económica generada por la inversión de capitales norteamericanos, los emigración canaria brinda a la isla campesinos experimentados en compaginar todo tipo de labores agrícolas. Será una migración con un alto porcentaje de varones y de retornados, que invertían sus ahorros en Canarias. Las diferencias salariales entre un lado y otro y la elevada cotización del peso cubano estimularon ese retorno. El bienestar económico cubano llega a su cenit entre 1915 y 1920. Pero en 1921 se originó un impresionante derrumbe que, agravado por el crac del 29, trajo consigo el hundimiento definitivo de la migración.


Una parte de los emigrantes canarios se canalizó hacia el tabaco en Pinar del Río y la región central de la isla y otra hacia la caña de azúcar en Oriente. Aproximadamente un 30% se quedó definitivamente en la isla, mientras que el resto retornó a Canarias. Éstos últimos eran, fundamentalmente varones jóvenes empleados en las labores de las zafras, en el cultivo de frutales o en la venta ambulante, mientras que los que se quedaban, en su mayoría eran cultivadores de tabaco o colonos cañeros que traían a sus familias o se casaban con hijas de canarios. En las vegas se iniciaban como trabajadores a la parte de los beneficios. Con sus ahorros, en épocas de bonanza compraban propiedades, asentándose definitivamente en ellas, como en la zona de Sancti Spiritus, donde los bajos precios de los terrenos, hasta entonces montuosos, favoreció el asentamiento de la población. De ahí que la presencia canaria sea muy numerosa en dicha región. Uno de sus rasgos característicos fue el asociacionismo, creando delegaciones de la Asociación Canaria por toda la isla. Dieron pie a centros sanitarios y a un importante movimiento periodístico. Una parte minoritaria de éstos dio lugar, en los años 20, a la creación del Partido Nacionalista Canario y su órgano de expresión “El Guanche”.





Datos extraídos de "La emigración canaria a América a través de la historia"
de Manuel Hernández González
Profesor Titular de Historia de América - Universidad de La Laguna






Es por todo esto que llama poderosísimamente mi atención que el pueblo cubano, con el que nos unen tantos vínculos, sea el único, de todos los que compartimos una lengua común, que no acceda a mi blog. Hasta el punto de preguntarme: ¿no tendrán acceso a Internet?

Repito: ¡Hecho de menos a los cubanos!

Miguel Ángel G. Yanes